Glaucoma

GLAUCOMA

¿Qué es?

El glaucoma es una enfermedad crónica y lentamente progresiva, en la mayor parte de los casos, que afecta al nervio óptico. Se caracteriza por cambios degenerativos en la anatomía y en la función de dicho nervio.

No es posible la curación de la enfermedad, pero se consigue, en la mayoría de los pacientes, detener su progresión bien con tratamiento médico o quirúrgico.

La incidencia es más alta con la edad y conforme la enfermedad progresa el campo visual se va deteriorando. Si no se trata de la manera correcta, se puede perder la visión por completo.

Causas

El glaucoma origina una pérdida progresiva de las fibras nerviosas del nervio óptico, con lo que la función visual va disminuyendo, primero en la periferia del campo visual, y finalmente en el área central. Si la enfermedad no se trata el paciente puede perder completamente la visión.

El daño ocurre, generalmente, por un aumento de la presión intraocular. Sin embargo, también puede existir un tipo de glaucoma en el que el daño del nervio óptico se produce con presiones oculares dentro de los limites considerados como normales.

Glaucoma. Enfermedades y tratamientos para los problemas oculares por el Instituto Oftalmológico Recoletas.

¿Cómo se puede prevenir?

El glaucoma en sus etapas iniciales no suele cursar con síntoma alguno, por lo que se recomienda que a partir de los 40 años, realizar una revisión completa de los ojos cada uno o dos años.

La detección precoz evita los daños severos y permite un mejor seguimiento y control de la evolución de la enfermedad.

Existe una serie de pacientes en los que el riesgo de padecer la enfermedad es más alta como lo son los mayores de 60 años, los que tienen antecedentes familiares de glaucoma, los pacientes de raza negra o asiática, aquellos con alta miopía, y algunas enfermedades e intervenciones oftalmológicas.

El diagnóstico precoz y seguimiento son esenciales en esta enfermedad. Existen una serie de pruebas diagnósticas que permiten el control adecuado de los pacientes sospechosos o con glaucoma.

La campimetría automatizada permite la realización y comprobación de la evolución del campo visual en el tiempo. La tomografía de coherencia óptica OCT permite la evaluación objetiva de la cabeza del nervio óptico y de las fibras nerviosas.

glaucoma

Síntomas

El glaucoma es una enfermedad crónica y lentamente progresiva, en la mayor parte de los casos, que afecta al nervio óptico. Se caracteriza por cambios degenerativos en la anatomía y en la función de dicho nervio.

No es posible la curación de la enfermedad, pero se consigue, en la mayoría de los pacientes, detener su progresión bien con tratamiento médico o quirúrgico.

La incidencia es más alta con la edad y conforme la enfermedad progresa el campo visual se va deteriorando. Si no se trata de la manera correcta, se puede perder la visión por completo.

Tratamientos

El tratamiento del glaucoma tiene el objetivo de conservar la función visual que el paciente tiene en el momento del diagnóstico, por ello, la detección precoz es esencial.

El factor de riesgo conocido y que se puede tratar es la presión intraocular alta. Los tratamientos pueden ser médicos, mediante colirios hipotensores oculares básicamente, con tratamientos láser, como la trabeculoplastia selectiva con láser, o con la cirugía, como la esclerectomía profunda no perforante, la trabeculectomía o las válvulas.

Glaucoma. Enfermedades y tratamientos para los problemas oculares por el Instituto Oftalmológico Recoletas.
× ¿Cómo puedo ayudarte?