Enfermedad de ojo seco

Enfermedad de ojo seco

¿Qué es?

La enfermedad de ojo seco, en sus tipos evaporativo y mixto -los más frecuentes-, suele estar ligada a una disfunción de las glándulas de Meibomio. El origen de este trastorno tiene múltiples causas como cambios hormonales, déficits nutricionales, inflamación de los tejidos vecinos y/o infecciones. Es esencial recuperar el normal funcionamiento de las glándulas de Meibomio para mejorar el ojo seco.

En los últimos años han aparecido múltiples tratamientos para esta patología. Uno de ellos es la Luz Pulsada de alta Intensidad (IPL). Es una terapia utilizada desde hace muchos años en varios campos de la medicina, especialmente en la dermatología. La emisión de una longitud de onda determinada de una fuente de luz desencadena unos cambios en los párpados que permiten reducir la inflamación de las glándulas y mejorar su función. La consecuencia es una mejora en la calidad de la lágrima, al mejorar la estabilidad de la misma, y de los síntomas de los pacientes tratados.

Blefaritis. Enfermedades y tratamientos oculares relativos a la conjuntivitis que se tratan en el Instituto Oftalmológico Recoletas
Enfermedad de ojo seco. Enfermedades y tratamientos oculares que se tratan en el Instituto Oftalmológico Recoletas.

CAUSAS

¿Cuál es la causa de la enfermedad de ojo seco?

Existen múltiples factores que pueden originar y empeorar la enfermedad de ojo seco:

 

  • La edad
  • Las alteraciones hormonales
  • Factores ambientales, como la sequedad, el viento o el aire acondicionado
  • El uso de lentes de contacto
  • Enfermedades sistémicas, principalmente reumatológicas 
  • Fármacos antidepresivos
  • Las cirugías oculares

SÍNTOMAS

¿Cuáles son los síntomas del ojo seco?

La enfermedad de ojo seco produce síntomas molestos y limitantes para muchas de las actividades diarias como el uso del ordenador, la lectura o la conducción.

Las principales molestias son de la enfermedad de ojo seco son:

 

  • Sensación de cuerpo extraño o arenillas.
  • Escozor y ganas de cerrar los ojos.
  • Irritación ocular.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Visión borrosa.
  • Enrojecimiento.

 

Blefaritis. Enfermedades y tratamientos oculares relativos a la conjuntivitis que se tratan en el Instituto Oftalmológico Recoletas
Keratograph. Instalaciones y equipación para los problemas oculares del Instituto Oftalmológico Recoletas.

DIAGNÓSTICO

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de ojo seco?

Existen varias pruebas que nos ayudan en el correcto diagnóstico de la enfermedad de ojo seco y permiten un seguimiento de una manera objetiva de cada uno de los tratamientos realizados:

• Keratograph: es un topógrafo corneal dotado de una cámara de alta resolución.
Permite estudiar con gran precisión las glándulas de Meibomio, la cantidad y la
calidad de la lágrima a través de diversas pruebas no invasivas.
• Test OSDI: consiste en un cuestionario que aporta información sobre la severidad de la patología y la afectación de la calidad de vida del paciente debido a la enfermedad.

    TRATAMIENTO

    ¿Cómo se trata?

    Existen varios tratamientos, tanto médicos como mediante procedimientos terapéuticos, para la disfunción de las glándulas de Meibomio y su enfermedad de ojo seco asociada. El uso de fármacos antiinflamatorios, el sondaje de las glándulas de Meibomio, la microexfoliación del borde libre de los párpados, la expresión glandular o la aplicación de tratamientos derivados del árbol del té son algunas de las alternativas terapéuticas para esta enfermedad.

    Además, existe la posibilidad de un tratamiento avanzado mediante Luz Pulsada de Alta Intensidad (IPL). El tratamiento consiste en 3 sesiones espaciadas -variable en función de la evolución de cada paciente-, pero generalmente separadas en 2-3 semanas, con una duración de unos 10 minutos cada una de ellas.

    El protocolo de actuación es sencillo y consiste en los siguientes pasos:

     

    1. Limpieza de la zona a tratar

    Limpieza del área con agua micelar. Si existe alguna mancha, lunar o tatuaje en la zona a tratar, se pinta con un lápiz blanco para evitar posibles quemaduras.

    2. Uso de gafas protectoras

    En los casos en los que sea necesario, se pueden utilizar protectores por debajo de los párpados.

     3. Aplicación de gel

    Aplicación de una capa de gel en las zonas que van a ser tratadas.

    4. Tratamiento con luz pulsada

    Tratamiento con la luz pulsada sobre el gel, en la parte alta de las mejillas y en la
    sien, en dos ocasiones a cada lado.

    5. Limpieza

    Limpieza del gel y aplicación de protector solar en la zona tratada..

    × ¿Cómo puedo ayudarte?