¿Qué es la conjuntivitis alérgica? ¿Sabes cuáles son sus causas y cómo tratarla? En el post de hoy te explicaremos por qué se da esta patología y cómo puedes aliviar sus síntomas.

La conjuntivitis alérgica es la forma más frecuente de la enfermedad alérgica ocular. Dentro de ellas, es la más benigna por no afectar característicamente a la córnea. Existen formas más graves, pero menos frecuentes, como las queratoconjuntivitis atópicas y vernales.

Se trata de una enfermedad que no es contagiosa pero sí es muy común, especialmente en todos aquellos pacientes que tienen alguna otra manifestación alérgica como la rinitis o el asma. Este tipo de reacción alérgica ocurre cuando una sustancia externa, denominada alérgeno, entra en contacto con los ojos, haciendo así que reaccione nuestro sistema inmunitario de una forma no proporcional. Los principales síntomas de este tipo de alergias son picor, enrojecimiento, hinchazón, lagrimeo y legañas mucosas, siendo típico que no afecten a la visión. Además, tal y como se ha comentado, la alergia ocular puede estar asociada con alergia nasal, conocida como rinitis alérgica, que produce congestión, secreción nasal o estornudos. Esta combinación se conoce como rinoconjuntivitis alérgica.

 

Causas

Las causas que producen este tipo de patologías son los alérgenos, como hemos mencionado anteriormente, frente a los que el organismo reacciona de una manera desmesurada. Los alérgenos pueden ser estacionales, típicamente representados por los pólenes, o bien perennes, es decir que están presentes todo el año, como los ácaros del polvo o bien los epitelios de los animales.

 

Tratamientos

El principal método es evitar la exposición al alérgeno que origina el problema. En algunos casos es muy complejo, ya que no se puede evitar la presencia ambiental de los pólenes estacionales. En lugares con altas tasas de pólenes, la utilización de la mascarilla y gafas protectoras en los exteriores pueden reducir la exposición al alérgeno.

Si el causante de la alergia es algún animal se debe de evitar el contacto con el mismo, siendo a veces una situación compleja por los vínculos emocionales.

Acudir a un especialista es importante en la búsqueda del alérgeno causante del problema. Una prueba en piel o en sangre puede detectar cuáles son los alérgenos específicos. Algunos tratamientos para aliviar los síntomas son:

  • Compresas frías en los ojos
  • Aplicación de lágrimas artificiales frías
  • Gotas oftálmicas de antihistaminicos o fármacos de acción dual.

Respecto a los tratamientos que emplear siempre es recomendable acudir a un especialista quién te indicará cuál es el más adecuado para la situación.

Recuerda que puedes pedir cita en nuestro centro si padeces alguno de los síntomas o necesitas más información acerca de esta patología.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: