¿En alguna ocasión has padecido chalación? ¿Sabes en qué consiste? ¿Y cuáles son sus síntomas? ¿Quieres saber de qué manera se trata? En el post de hoy te contamos las características principales de esta patología, así como sus causas y síntomas y en qué se diferencia del orzuelo.

El término chalación, también escrito chalazión, hace referencia a un pequeño bulto benigno. Este se sitúa en el párpado y, normalmente, no produce dolor. Esto ocurre cuando se produce una acumulación de secreciones de las glándulas de Meibomio, causada a su vez por un bloqueo en el drenaje de las mismas. Es decir, la secreción de las glándulas queda retenida en el interior y, al acumularse, generan un nódulo llamado chalación.

Como comentábamos, de manera habitual, el chalación no suele generar dolor al paciente. Sin embargo, en ocasiones el bulto puede agrandarse produciendo picor o molestia en el ojo. Además, cabe destacar que esta patología afecta más frecuentemente a pacientes que sufren blefaritis, dermatitis seborreica o antecedentes de orzuelo.

Síntomas y prevención

 La manera en la que puede sospecharse que se padece chalación, es a través de los siguientes síntomas:

  • Hinchazón en el párpado y posible caída del mismo por el peso de la inflamación
  • Presión en el párpado y molestia al abrir y cerrar el ojo
  • Visión borrosa
  • Fotofobia (Sensibilidad a la luz)

En cuanto a la prevención, resulta fundamental mantener una higiene ocular completa para evitar esta y otras infecciones oculares. Además, también es recomendable mantener una dieta rica en Omega 3, puesto que es beneficiosa dadas sus propiedades antiinflamatorias.

Tratamiento

 Antes de estudiar un tratamiento, el especialista deberá asegurar que se trate de chalación y no de orzuelo, puesto que ambas patologías se tratan dependiendo de distintos factores. ¿Cuál es la principal diferencia entre chalación y orzuelo? Ambas patologías se distinguen en que el orzuelo es un proceso infeccioso agudo, mientras que el chalación solo es inflamatorio, pero no infeccioso.

No obstante, tanto el chalación como el orzuelo se tratan de forma similar. En el caso del chalación se utilizarán curas con compresas de agua tibia y una pauta de medicación ajustada a los síntomas. En caso de que el nódulo haya crecido considerablemente, el especialista deberá contemplar si es necesaria una pequeña cirugía para retirarlo.

Recuerda que puedes pedir cita con nuestros profesionales si padeces varios síntomas o necesitas más información acerca del chalación.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: