La aparición cataratas es parte del proceso de envejecimiento en las personas y su principal causa. Aunque la mayor parte de cataratas no tienen ningún otro problema asociado, no dejan de ser una patología incómoda y que resta calidad de vida al paciente. En el IOR contamos con el Catarata Center con el objetivo de personalizar al máximo la cirugía de catarata.

¿Qué son las cataratas?

En el interior del ojo, justo detrás de la pupila, se encuentra el cristalino. Esta lente va perdiendo progresivamente su transparencia a lo largo de la vida. Las cataratas son la opacidad más o menos significativa del cristalino, lo cual impide obtener una imagen lo suficientemente nítida como para poder tener una calidad visual buena.

Las cataratas están principalmente asociadas a la edad y al envejecimiento, aunque hay otros condicionantes que pueden afectar a su presencia, como traumatismos, enfermedades oculares, determinados fármacos o factores genéticos.

¿Cuáles son los síntomas de las cataratas?

Al principio, las cataratas suelen ser asintomáticas y las opacidades pueden no tener impacto en la visión. Con el paso del tiempo, se pueden desarrollar diferentes síntomas que avisan de su presencia:

  • Disminución en la calidad de la visión.
  • Mayor sensibilidad a la luz.
  • Deslumbramientos (por ejemplo, al conducir de noche).
  • Visión borrosa.
  • Cambios de graduación.
  • Visión doble monocular (no desaparece al ocluir un ojo).

¿Cuándo operar las cataratas?

El momento de la cirugía está condicionado por las necesidades o particularidades de cada paciente. En general, se trata de una cirugía rápida con una recuperación rápida de la vida y una tasa de complicaciones baja.

La aparición de la catarata puede ser en edades tempranas en las que las demandas visuales son altas. Este factor, sumado a las mejoras funcionales y una técnica quirúrgica cada vez más depurada, permiten al oftalmólogo y al paciente elegir el momento idóneo para la intervención.

¿Cómo es la operación de cataratas?

La técnica más frecuente para la cirugía de catratas es la facoemulsificación. Este procedimiento consiste en la realización de una incisión menor de 3mm a través de la que se realiza la cirugía. La emulsificación del cristalino opaco se realiza con un terminal de ultrasonidos.

Desde hace poco, la cirugía de cataratas también se puede realizar con láser de femtosegundo. Aporta precisión micrométrica y está recomendada en cirugías Premium en las que se implantan lentes especiales.
La cirugía de catarata dura unos quince minutos y en la mayoría de ocasiones se realiza con anestesia tópica. El paciente no nota dolor durante la cirugía y suele salir del quirófano viendo.

¿Cómo es la recuperación de la cirugía de cataratas?

La vida del paciente es generalmente normal tras la cirugía, aunque es necesario evitar los ejercicios bruscos y el frotamiento ocular. Los primeros días la visión puede ser algo borrosa pero la mejoría es progresiva.

Actualmente, los resultados de la cirugía de cataratas son excelentes y la recuperación suele ser rápida y satisfactoria. En el IOR contamos con un equipo de profesionales expertos en esta área el mejor equipamiento. Pide tu cita.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: