Se han invertido 200.000 euros en la tecnología más avanzada del mercado

6 personas forman parte del equipo del nuevo servicio de la clínica

 

Clínica Ponferrada incorpora a su oferta de salud la mejor asistencia clínica y quirúrgica para abordar los problemas oculares. Para ello, ha facilitado las nuevas instalaciones del Instituto Oftalmológico Recoletas, que recientemente ha abierto sus puertas en el recinto hospitalario.

La gerente de Clínica Ponferrada, Carmen Rodríguez, informó que “se trata de un único espacio, completamente renovado, desde el que se facilita la consulta, las pruebas diagnósticas y la cirugía a los pacientes”.

El Instituto, ubicado en la segunda planta de la clínica, consta de varias áreas para garantizar la comodidad y seguridad de los usuarios. Cuenta con un área de consultas clínicas y de exploración ocular. También tiene un área quirúrgica, que garantiza un valor añadido al estar en el entorno hospitalario, lo cual permite llevar a cabo una asistencia oftalmológica segura, integral y de máxima calidad.

El nuevo servicio se encuentra dirigido por la Dra. Gloria Guerra. Además, el equipo está formado por 6 profesionales altamente cualificados en las áreas de Oftalmología, Anestesiología, Enfermería y Atención al Paciente.  Cuenta también con la tecnología oftalmológica más avanzada del mercado para garantizar un correcto diagnóstico, intervención quirúrgica y seguimiento postoperatorio.

En total, se han invertido 200.000 euros en la adquisición de equipos de última generación. Este equipamiento es capaz de ofrecer soluciones integrales a todas las patologías oculares: ojo seco, edema macular diabético, degeneración macular, glaucoma, etc. De esta forma, los pacientes no tendrán la necesidad de desplazarse fuera de El Bierzo, sino que serán tratados en Clínica Ponferrada.

Nuevo equipamiento

En concreto, Clínica Ponferrada ahora cuenta con:

  • varios láseres para el tratamiento de la patología retiniana y la realización de capsulotomías en el postoperatorio de la cirugía de catarata e iridotomías en el tratamiento del glaucoma agudo
  • un equipo para la realización de  tomografía de coherencia óptica, imprescindible en la práctica diaria para el diagnóstico y seguimiento de patologías frecuentes como la degeneración macular, la retinopatía diabética, las trombosis oculares, etc.
  • un tonómetro para medir la tensión ocular
  • un campímetro para el diagnóstico y seguimiento del glaucoma, enfermedades retinianas y patologías del nervio óptico o vía visual
  • un biómetro óptico para medir las características anatómicas del ojo
  • un topógrafo corneal para el diagnóstico de patología corneal como el queratocono y para el diagnóstico de ojo seco

Además de todo lo señalado, el nuevo servicio de la clínica cuenta también con un espacio exclusivo especializado en la patología de la catarata, desde el que se proporciona la mejor técnica y cirugía.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: