Cuando padecemos una dificultad visual, es importante acudir a un centro especializado y consultar nuestro caso con un experto. No obstante, existen algunos hábitos que nos ayudarán a cuidar nuestra salud visual.

Hábitos saludables para tu salud visual

  • Alimentación saludable: La alimentación es esencial para preservar tu salud visual. Especialmente alimentos ricos en vitamina A, C y E, minerales como el selenio y el zinc, los antioxidantes , y los ácidos grasos omega 3. Estos son importantes para mantener la salud de la retina y retrasan el envejecimiento de otras estructuras oculares. Un dieta equilibrada, rica en fruta y verdura, pescado azul y frutos secos nos ayudará.

 

  • Mantener una buena higiene visual: Las pantallas de visualización son una parte importante de nuestras vidas tanto en el ámbito laboral como en el ocio. Es muy importante tener en cuenta una serie de recomendaciones:

 

  1. La iluminación del entorno ha de ser la correcta para poder desarrollar tareas visuales adecuadamente. La iluminación debe ser suficiente hacia el objeto, evitando reflejos y que incidan directamente en los ojos.
  2. Una distancia correcta del objeto es esencial. La televisión al menos a 2 metros, al leer o escribir separarnos unos 35-40 cm y la pantalla del ordenador aproximadamente a unos 50-60 cm.
  3. Una postura correcta es importante al realizar las tareas visuales, especialmente con el ordenador y el teclado, manteniéndolos alineados frente a nosotros. La espalda bien apoyada, el cuello recto, los pies en el suelo y los brazos en ángulo recto.
  4. Descansar la vista: si pasamos largos periodos de tiempo haciendo la misma actividad es aconsejable descansar la vista entre cinco y diez minutos cada 40 minutos de actividad, aproximadamente.
  5. Utilizar productos homologados: la sequedad ocular es altamente frecuente, sobre todo en pacientes jóvenes y de mediana edad que utilizan aparatos electrónicos muchas horas al día. En el caso de que aparezcan las molestias es importante consultar a un especialista.
  6. Proteger correctamente los ojos, es conveniente proteger los ojos del sol con gafas homologadas y con protección UV garantizada. En trabajos de alto riesgo, como picar o soldar, y al practicar cierto tipo de deportes, como el padel o el squash, la protección ha de ser especifica para prevenir daños innecesarios.
  7. Evitar tocarse o frotarse los ojos con las manos, ya que podemos exponerlos a infecciones o a enfermedades desencadenadas por el frotamiento.

Profesionales

Las indicaciones anteriores se consideran hábitos diarios que favorecen el estado de salud de nuestra vista.

Sin embargo, una patología visual puede aparecer en cualquier momento de nuestra vida, independientemente de nuestra edad o nuestra actividad diaria. Por ello, es importante visitar un centro oftalmológico si sentimos molestias continuas en los ojos o vemos, enfocamos y leemos con dificultad.

Por todo ello, resulta fundamental realizar visitas oftalmológicas una vez al año, sobre todo a partir de los 40 años y si existen antecedentes de patologías relacionadas con los ojos. Enfermedades como la degeneración macular o el glaucoma tienen un mejor pronóstico si se detectan de forma precoz. Recuerda que puedes pedir cita con nuestros especialistas si deseas examinar tu vista.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: