La Ortoqueratología, más conocida como Orto-k, es un tratamiento basado en el moldeo controlado de la córnea. De esta manera, el paciente duerme con las lentes de contacto y se las quita por la mañana. Así puede disfrutar de una buena visión sin necesidad de llevar gafas o lentes de contacto.

No obstante, debido a que la estructura corneal es flexible, plástica y moldeable, el paciente debe usar las lentes de contacto durante un número mínimo de horas y un tiempo programado. De lo contrario, si se interrumpe el tratamiento, la córnea volverá a su estado inicial.

Las lentes utilizadas tienen una geometría especial, con parámetros totalmente personalizados para cada paciente, teniendo en cuenta la graduación y la fisionomía del ojo. Asimismo, los materiales permeables a los gases que las constituyen permiten el paso del oxígeno a la córnea y ofrecen una mayor sensación de comodidad. Están disponibles para tratar miopía, hipermetropía y astigmatismo.

¿Cuándo se indican?

Actualmente son muy demandadas por usuarios que necesitan buena visión durante todo el día y no pueden llevar gafas o lentes de contacto. También puede ser una alternativa a la cirugía refractiva en los casos en los que esté contraindicada o en pacientes jóvenes como terapia de control de miopía.

En cualquiera de los casos, el profesional de la visión encargado de la adaptación, control y seguimiento del tratamiento debe ser un contactólogo especializado. Este le indicará cuál es la lente que mejor se adapta a cada caso y le dará indicaciones sobre el uso, limpieza, mantenimiento, calendario de revisiones, reemplazo, etc.

La situación ideal, y no fácilmente disponible, es encontrar al optometrista experto en su adaptación. Es favorable que trabaje con un oftalmólogo experto en superficie ocular y que pueda controlar de manera inmediata cualquier evento que pueda ocurrir durante el seguimiento.

Es un tratamiento seguro y reversible, pero deben cumplirse las pautas de utilización de manera rigurosa para obtener el éxito buscado y evitar posibles complicaciones.

Recuerda que, si estás interesado en este método de corrección de la visión, puedes pedir cita con nuestros especialistas para conocer todo tipo de detalles.

 

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: