La plástica ocular en la blefaroplastia para mejorar el exceso de piel en los párpados y técnicas de reconstrucción para solucionar  anomalías en la posición de los mismos

4 de marzo de 2021.- El Instituto Oftalmológico de Recoletas apuesta, desde su inicio,  por ofrecer cirugía oculoplástica para abordar las necesidades estéticas y funcionales de los pacientes con problemas en los párpados, órbita y vías lagrimales.

En primer lugar, las doctoras Lucia Díaz Cabanas y Alicia Galindo Ferreiro han explicado que una patología muy común es el exceso de piel los párpados, que pueden incluso causar obstrucción de la visión y alteración en la posición de las pestañas. La solución más idónea en este caso de exceso de piel en párpados, señalaron ambas doctoras, es la blefaroplastia. Esta es una cirugía plástica ocular que se hace con anestesia local y sedación.  Consiste en la retirada del exceso de piel del párpado a través de una incisión en el pliegue natural para que así las cicatrices queden perfectamente camufladas. En tan solo un par de semanas el paciente recupera su apariencia. Por otra parte, según han informado desde el Instituto Oftalmológico de Recoletas, las oftalmólogas oculopásticas tratan con otras patologías perioculares como son las malposiciones palpebrales, blefarospasmos o tumores globales para proteger el globo ocular y la visión.

Malposiciones palpebrales

Existen casos en los que una posición anómala del párpado puede incluso llegar a amenazar la integridad del ojo y la calidad de la visión. Se trata de lo que se conoce como párpado invertido (entropion). que hace que las pestañas y la piel rocen contra el ojo ocasionando irritación, lagrimeo, conjuntivitis o incluso una lesión ocular permanente. Además puede existir párpado evertido (ectropion). Ambos casos se producen habitualmente por razones de edad, pero puede haber otros motivos como enfermedades cutáneas o la parálisis facial. Otro tipo de malposición palpebral es la Ptosis palpebral, que es la caída del    párpado superior, que a veces ocluye la pupila. La altura del margen de los párpados es mantenida por la función del músculo elevador del párpado pero la edad , cuestiones congénitas o enfermedades neuromusculares pueden hacer que dicho músculo pierda su función.

Al contrario que la ptosis, en pacientes tiroideos o después de traumatismos oculares puede aparecer una posición anormalmente abierta de los párpados (retracción palpebral).  La imposibilidad de lograr el cierre completo de los párpados, que deja expuesta la superficie ocular, puede causar problemas importantes de sequedad y amenazar la integridad del ojo y la calidad de la visión. Se produce frecuentemente en pacientes con parálisis facial, en alteraciones del músculo orbicular congénitas o situaciones adquiridas. Finalmente, hay casos de contracciones involuntarias de los músculos perioculares o faciales, espasmos o “tics. Los párpados se cierran involuntariamente, sin que el paciente pueda hacer nada por mantenerlos abiertos.

Tumores

Las doctoras han insistido en que no se debe olvidar la patología tumor de párpados, ya que son muy comunes y deben tratarse de forma adecuada buscando el resultado cosmético pero sobre todo el funcional para proteger el globo ocular. Estos dos objetivos se cumplen perfectamente cuando un oftalmólogo-oculoplástico evalúa y trata a los pacientes.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: