¿Alguna vez has oído hablar de anisometropía? ¿Sabes lo que es y cómo puede tratarse? En el post del Blog de hoy te respondemos a esas cuestiones y te damos mayor información al respecto, continúa leyendo.

Hablamos de anisometropía cuando una persona presenta diferente graduación visual en cada ojo. Por ejemplo, si en un ojo se sufre hipermetropía y en el otro miopía, o bien que ambos ojos presenten el mismo error refractivo pero con grandes diferencias entre uno y otro.

Generalmente este problema visual empieza a tener algún síntoma a partir de 2,00 dioptrías de diferencia refractiva entre los dos ojos cuando se pretende corregirlo con gafas, siendo difícilmente tolerable con este tipo de corrección a partir de 3,00 dioptrías. Las anisometropías de esas diferencias son tolerables utilizando lentes de contacto o cirugía refractiva.

 

Tipos de anisometropía

Podemos diferenciar diferentes tipos de anisometropía o diferencias de dioptrías entre los ojos:

  • Simple: cuando uno de los ojos no tiene ningún error refractivo pero el otro sufre de miopía o hipermetropía.
  • Compuesta: cuando ambos ojos sufren el mismo error refractivo, pero con una diferencia igual o superior a 1,00 dioptría.
  • Mixta: cuando un ojo presenta diferente error refractivo al otro, es decir que uno sufra miopía y el otro hipermetropía, por ejemplo.

Para la correcta valoración de tratamiento siempre se recomienda acudir a un especialista porque es importante realizar un examen exhaustivo y personalizado a la situación y características del paciente. Mayoritariamente puede ser suficiente con el uso le gafas o lentes de contacto, adaptado a cada caso, o bien valorar la posibilidad de alguna técnica de cirugía refractiva y obtener un resultado definitivo.

 

Anisometropía y sus consecuencias

Cabe destacar que, si esta diferencia de graduación entre un ojo y otro no se corrige a tiempo, podría dar lujar a ojo vago lo que se conoce como ambliopía. La anisometropía es una de las causas más frecuentes de esta patología.

La aniseiconía es otra de las consecuencias de la anisometropía, ya que se produce por la diferencia entre el tamaño de las imágenes que se proyectan en la retina de cada ojo obtenidas con dos defectos refractivos distintos.

En estos casos, el cerebro no es capaz de combinar la información de ambos ojos y unirla en una sola imagen, afectando a la visión binocular.

 

Recuerda que, si presentas cualquier alteración visual en tus ojos o si quieres deshacerte de las gafas o lentillas, puedes pedir cita en nuestro centro, donde estaremos encantados de recibirte.

× ¿Cómo puedo ayudarte?