¿Niños pequeños en casa? Ahora que empieza el nuevo curso escolar es muy importante revisar la visión de los más pequeños. Patologías como el astigmatismo o la miopía pueden tratarse de manera correcta, e incluso reducir su grado, si se diagnostican de forma temprana. Por ello, en el post de hoy exponemos un Preguntas y Respuestas con dudas habituales acerca de las revisiones oftalmológicas infantiles.

1. ¿Cuándo hay que revisar la vista de los niños?

Es conveniente hacer una primera revisión, sea cual sea la edad, si se sospecha de cualquier alteración en el desarrollo normal de la visión. Sin signos aparentes, a los 3 o 4 años se puede hacer un examen completo que incluya:

  • Toma de agudeza visual
  • Detección de desviaciones (si las hubiera)
  • Test de estereopsis (visión en tres dimensiones)

En cualquiera de los casos, la detección precoz es esencial para evitar el desarrollo de una ambliopía (popularmente conocida como “ojo vago”), una patología muy común en edades infantiles

2. ¿Cómo se ha visto afectada la salud visual de nuestros pequeños por los acontecimientos del confinamiento? 

Durante el confinamiento ha aumentado el uso de dispositivos digitales y el tiempo pasado en interiores, tanto en la realización de tareas escolares como en las de ocio. Esto, sumado a la reducción de exposición a la luz solar, ha desencadenado, en muchos casos, la aparición de procesos acomodativos o cambios en la magnitud de la graduación. Debido a que estamos regresando a la normalidad de manera progresiva, es aconsejable reducir el uso de aparatos electrónicos para que la vista se acostumbre de nuevo a diversos ambientes, no solo a los de interior.

3. ¿Todo ello ha hecho que se haya producido un aumento de los defectos refractivos en los niños?

En algunos casos de niños ya diagnosticados de miopía se ha observado un aumento en la cantidad de dioptrías. En otros, problemas como excesos o espasmos acomodativos. Estos surgen como consecuencia de la sobrecarga muscular que sufre el ojo tras largos periodos enfocando de cerca. Los síntomas pueden presentarse tanto en visión lejana como en cerca y pueden afectar también a adultos.

4. ¿Qué es el ojo vago?

La ambliopía, popularmente conocida como ojo vago, es una disminución de la agudeza visual producida por uno o varios factores que interrumpen el desarrollo normal de la visión durante el proceso de maduración del sistema visual en los primeros años de vida.  Estos factores pueden ser:

  • Un estrabismo
  • Un error refractivo (graduación) elevado en uno o ambos ojos
  • Diferencias importantes entre ellos
  • Factores congénitos como una catarata, por ejemplo.

5. ¿Se puede corregir?

La detección precoz del elemento susceptible de crear ambliopía es esencial para poder tratar a tiempo al niño e impedir que la visión siga deteriorándose.  Si, por ejemplo, el causante de baja agudeza visual es una miopía, corregir correctamente esa graduación es el primer paso para que la imagen que el ojo envía al cerebro sea de buena calidad y el sistema visual evolucione correctamente. En algunos casos puede ser necesario el uso de parche o actividades de terapia visual añadidos a la utilización de la gafa.

6. ¿Puede haber un bajo rendimiento escolar por una mala visión?

Sí, la falta de agudeza visual tanto en lejos como en cerca pueden provocar que el rendimiento en las tareas escolares se vea afectado. Por ejemplo, un niño hipermétrope que no consiga enfocar bien de cerca puede tener dificultades importantes a la hora de aprender a leer.

 7. ¿Cómo podemos detectar que un niño tiene un problema visual?

En la revisión oftalmológica se miden distintos aspectos de la visión como la agudeza visual, la existencia de desviaciones oculares (estrabismos) y el correcto desarrollo de la visión binocular a través de test de estereopsis (visión en tres dimensiones). Pero también se lleva a cabo un exhaustivo examen anatómico del ojo que permite descartar anomalías orgánicas como las detectadas en la exploración del fondo de ojo.

Como hemos destacado anteriormente, la calidad de visión de los pequeños puede afectar de manera directa en su rendimiento escolar. Si tienes hijos, recuerda pedir cita para realizarles pruebas que determinen su salud oftalmológica.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: