¿Existe algo para lo que el deporte vaya mal? ¡Parece ser que no! La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la inactividad física y el sedentarismo constituyen el cuarto factor de riesgo respecto al índice de mortalidad mundial. Por ello, desde el IOR te mostramos los beneficios que aporta el deporte a la vista, así como las precauciones que se deben tomar al realizar algunos deportes para asegurar el cuidado oftalmológico.

Además de las ventajas comunes que supone hacer ejercicio de forma diaria, como la mejora de la resistencia física, un mayor bienestar y el refuerzo de cualidades como la fuerza de voluntad, la constancia o la disciplina, el deporte también ayuda a prevenir numerosas enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la depresión, algunos tipos de cáncer o cardiopatías coronarias.

Muchas de estas enfermedades tienen incidencia directa sobre la vista, lo que puede suponer una pérdida de la visión o problemas oftalmológicos si se contrae alguna de ellas. Sin embargo, el deporte o el ejercicio físico convertido en hábito ayudan en gran medida a la prevención de estas patologías.

 

Deportes recomendados para mejorar la vista

En general, la actividad física ayuda a prevenir las enfermedades anteriormente mencionadas; no obstante, existen dos tipos de deporte que contribuyen especialmente a la mejora de la vista.

  • Por un lado, el ejercicio aeróbico, que ayuda a una correcta oxigenación de los ojos y que puede practicarse en deportes como la natación, el ciclismo o el esquí.
  • En segundo lugar, se recomiendan deportes que requieran una importante coordinación visual y espacial, tales como el tenis, el pádel o el golf, los cuales pueden dificultar la aparición de miopía. Además, si se desea ejercitar los músculos oculares, lo óptimo es entrenar actividades como el tiro con arco.

 

¿Cómo prevenir lesiones oculares?

A pesar de las ventajas de la actividad física, nuestros ojos se encuentran en continua exposición, por lo que es importante llevar a cabo determinadas medidas de protección para asegurar al máximo el cuidado de la vista, más aún durante la práctica de algunos deportes.

La utilización de gafas de protección es indispensable para el cuidado de la vista. En deportes como el esquí o la escalada, las gafas previenen el efecto nocivo de los rayos ultravioletas, mientras que en el ciclismo evitan que pueda introducirse en el ojo cualquier cuerpo extraño que dañe la córnea. Además, a la hora de practicar cualquier deporte acuático las gafas son necesarias para impedir el enrojecimiento de los ojos y prevenir infecciones oculares.

Si sufres una lesión ocular o te inicias en alguno de estos deportes, recuerda que puedes pedir cita con nuestros especialistas del IOR para cuidar tu vista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: