¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad que afecta a la capacidad del cuerpo para producir o utilizar insulina de manera eficaz, y así controlar los niveles de azúcar en la sangre.

La glucosa es una fuente importante de energía para las células del cuerpo, el exceso de la misma en la sangre durante mucho tiempo puede causar daños en varias partes del cuerpo, incluyendo el corazón, los riñones, los vasos sanguíneos y los pequeños vasos sanguíneos de los ojos.

Los vasos sanguíneos de la retina pueden ser explorados de una manera sencilla y ser empleados para comprobar el estado de la circulación del organismo. El daño de los vasos retinianos en la diabetes es lo que se conoce como retinopatía diabética.

La diabetes puede causar cambios en la visión, incluso si no se ha encontrado ningún problema en la retina. Si los niveles de azúcar en la sangre varían rápidamente, se pueden dar cambios que causan visión borrosa, que vuelven a la normalidad después de que el azúcar en la sangre se estabiliza.

Un buen control metabólico de la diabetes ayuda a reducir la posibilidad de que aparezca la retinopatía diabética.

Pasos para ayudar a prevenir la retinopatía diabética

Si tienes diabetes estás en mayor riesgo de desarrollar algunas enfermedades oculares incluyendo retinopatía diabética, glaucoma y cataratas. Puedes seguir estos pasos para asegurarte de preservar tu visión en el futuro:

  • Visita a tu oftalmólogo al menos una vez al año para un examen oftalmológico completo, incluyendo dilatación de la pupila y examen de fondo de ojo. La detección de las lesiones en estadios precoces permiten tratamientos más eficaces. Puedes tener lesiones en la retina sin ningún síntoma.
  • Controla tu nivel de azúcar en sangre y la hemoglobina glicosilada. Un buen control metabólico de la enfermedad es la mejor manera de prevenir lesiones.
  • Mantén niveles saludables de tensión arterial y colesterol. Al controlar estos dos parámetros no sólo ayudarás a preservar tu salud ocular sino tu salud en general.
  • Deja de fumar. Si fumas, el riesgo de sufrir retinopatía diabética y otras enfermedades oculares relacionadas con la diabetes es mayor.
  • Haz ejercicio. El ejercicio es bueno para el control de la diabetes, y por supuesto para la salud en general. Hacer ejercicio con regularidad puede ayudar a mantener tu salud visual, a la vez que ayuda a controlar su diabetes.

La diabetes y las cataratas

Las personas diabéticas tienen una mayor tendencia a desarrollar cataratas que las que no lo son. Generalmente, las cataratas se asocian con cambios relacionados con la progresión de la edad, aunque existen otros factores que influyen en su desarrollo: ciertos medicamentos, procedimientos quirúrgicos, exposición a la luz solar y enfermedades. La diabetes acelera el desarrollo de cataratas en los adultos y también promueve la formación temprana de cataratas en la población joven.

¿Es posible que la diabetes acelere la formación de cataratas?

Si, la diabetes, debido a una serie de alteraciones metabólicas de la enfermedad, hace que las cataratas sean más frecuentes en los pacientes diabéticos

¿Puedo prevenir las cataratas?

El adecuado control metabólico de la enfermedad es el paso más eficaz para evitar todas las complicaciones de la misma. Es importante controlar los niveles de glucosa en sangre, la hemoglobina glicosilada, el colesterol y la tensión arterial, dejar de fumar y hacer ejercicio regular.

¿Cuándo me opero de las cataratas?

El momento de la cirugía de la catarata es cuando la perdida de la calidad de la visión debido a la catarata interfiere en la calidad de vida del día a día. No obstante, considerando el estado de su retina y su catarata, el oftalmólogo buscará el momento idóneo para la misma.

¿Puede empeorar mi retinopatía con la cirugía?

La cirugía de la catarata, a día de hoy, tiene buen pronóstico. No obstante, por muy bien realizada que esté, siempre induce una inflamación que puede empeorar o iniciar la retinopatía. Su oftalmólogo le recomendará un régimen de revisiones y tratamientos dependiendo de su retina.

¿Debo hacer algo antes de la cirugía?

Los pacientes diabéticos reciben un tratamiento especial antes y después de la cirugía para intentar reducir la evolución de la retinopatía.

¿Con que técnica me opero?

Las técnicas mínimamente invasivas de la cirugía de la catarata permiten que la inflamación originada sea menor y, con ello, la posibilidad de presentar complicaciones también se reducirá.

En definitiva, si tiene cataratas y diabetes, el oftalmólogo le guiará para elegir el momento adecuado, el tratamiento previo y posterior, la técnica y las revisiones de la cirugía para obtener los mejores resultados posibles.

Puede encontrar más información sobre las cataratas en nuestro Catarata Experience o en las enfermedades asociadas a las cataratas.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: