Seguro que alguna vez has escuchado el término de diplopía, ¿sabes en qué consiste? Durante este año se ha hablado de esta patología, ya que ha sido la enfermedad que obligó a Marc Márquez, piloto de Fórmula 1, dejar de competir durante un tiempo. Desde entonces, el piloto ha comentado que se realiza chequeos médicos de la vista mensualmente.

Continúa leyendo nuestro post del blog de hoy para conocer más sobre esta enfermedad, los efectos y posibles tratamientos.

La diplopía consiste en ver doble, es una alteración visual horizontal, vertical u oblicua lo que no permite visualizar con claridad los objetos. Esta puede ser monocular si afecta únicamente a un ojo o binocular si afecta a ambos ojos.

 

Causas

Esta patología puede deberse a múltiples causas, unas de mayor gravedad que otras. Algunas de las causas son:

  • Estrabismos: desviaciones oculares que pueden tener su inicio en la infancia y con la edad puede derivar en otras patologías
  • Problemas refractivos sin corrección.
  • Cataratas
  • Algunas enfermedades de la retina
  • Alteraciones musculares, neurológicas o endocrinas que afecten a la correcta función de los músculos extraoculares.

Generalmente si el tipo de diplopía es binocular suele deberse a alteraciones de los músculos extraoculares o alteraciones neurológicas, mientras que la diplopía monocular suele deberse a causas intraoculares.

En todo caso, siempre que se presente cualquier tipo de síntoma se deberá acudir a un especialista.

 

Tratamiento

Respecto al tratamiento, existen diferentes opciones en función del tipo de diplopía.

En caso de diplopía monocular suele ser suficiente con corregir las causas de las alteraciones estructurales del ojo.

No obstante, si hablamos de diplopía binocular existen diferentes opciones de tratamiento, que van desde el tratamiento óptico al quirúrgico:

  • Prismas: consisten en aplicar unos cristales prismáticos en las gafas que desvían la imagen mediante un método óptico y eliminar la visión doble al compensar la desviación.
  • Toxina botulínica: Origina una parálisis temporal de manera intencionada y controlada de uno de los músculos extraoculares para de esa manera compensar una parálisis de otra causa y evitar contracturas musculares.
  • Cirugía: Buscan la compensación definitiva de la diplopía mediante la intervención de los músculos extraoculares.

En definitiva, tras un correcto diagnóstico, el médico te recomendará la mejor opción personalizada a tu caso concreto. Recuerda que puedes pedir cita con nuestros especialistas si padeces alguno de los síntomas anteriores o si necesitas más información sobre esta patología.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?